lunes, 10 de octubre de 2011

...soy maratoniano...

Soy maratoniano... soy maratoniano... soy maratoniano... y es que ha pasado ya una semana y tengo que repetirlo para creérmelo.

Atrás queda aquel miedo a la "larga distancia". Las indirectas (directísimas) de khene para que me animase a correr un Maratón y las pocas ganas con que veía yo el poder conseguirlo. Demasiados kilómetros seguidos... la única vez que corrí mucho tiempo seguido fue cuando la "pájara" en el medio maratón de Betanzos cuando terminé en 2h17'.

El órdago que lanzó mi compañero Pablo a mediados de julio para correr el Maratón do Miño al completo, se hizo realidad el domingo pasado. He conseguido ser maratoniano; he recorrido la distancia del Maratón, los 42 km y pico (porque aquí, en este Maratón, el pico es bastante alto). Una lástima que Pablo se lesionase y eso le impidiese venir también.

Estoy pensando que, si escribo una crónica, será aburrida. Si detallo mis pasos por los kilómetros, conseguiré hacer un diario que sólo me servirá a mí dentro de algunos años para decir "¡anda! fue así mi debut en esta distancia". No sé exactamente cómo enfocar el relato.

Lo cierto es que corrí el Maratón lesionado. ¡Venga! ya lo he dicho. El lunes siguiente al Maratón, con la pierna muy inflamada y en la cual ni se advertía el tobillo, me fui al médico de cabecera para una primera apreciación de la lesión. Cuando le conté lo que había hecho me comentó "Le echaste un par" a lo cual le respondí que no, que no tenía ningún mérito haberme puesto a correr un Maratón lesionado "siiiiiii, tiene MUCHO mérito haberlo corrido así, lesionado y aguantar el dolor". Con lo cual, cambié de tema porque se nos iba de las manos; esperaba un médico que me riñese.

El tema de la lesión no la mencioné en mi blog porque mis dudas sobre si podría correr o no el Maratón eran tan grandes, que el mismo día de la carrera, a 5 minutos de la salida, no sabía qué iba a pasar. Estaba lesionado y no eran los "miedos escénicos" que me decían algunos; esos también hacían su trabajo y me provocaban molestias en otros sitios del cuerpo, pero lo del tibial era algo serio, lo supe desde el primer momento.

¿Qué fue lo que pasó? A diez días del Maratón, un jueves de la semana donde ya bajaba kilometraje, salí a correr con Angel, Alán y Oscar, del club. Terminé con Oscar pues cada uno fue completando sus recorridos menos él... que siempre tiene que ser el que más haga. Y no es para menos, correr Santiago-Ourense el día 22 de octubre en el reto "Destino Ourense" no es para hacerlo de otro modo. Llegué a casa cojeando gracias a que, de repente, me apareció un dolor en el tibial anterior de la pierna derecha. Así de repente. Mucho dolor, no me permitía subir o bajar el pie, con el movimiento similar a cuando aceleras y frenas en el coche con el talón fijo en el suelo. Paré tres días, hasta el domingo (a una semana del Maratón) y salí a hacer 8 que al final fueron 7 y a duras penas porque casi me arrastraba para llegar a casa.

Se me vino el mundo encima. Los que sois corredores supongo que me entendereis: todos los meses de preparación, la decisión de correr mi primer Maratón y veía que no podría hacerlo... ¡a diez días! Me puse en manos de mi fisioterapeuta, antiinflamatorios, hielo, Traumeel y parado total hasta el momento de la carrera. Siquiera probar a trotar. Esa mañana me vestí y me fui a la plaza Mayor de Ourense con mi mujer, mi hermano, mi cuñado y mi sobrino a ver qué pasaba (ellos harían la andaina). Es una pena ir, sin saber a qué vas... pues eso me pasó a mí.

A partir de ahora viene la crónica de lo que NO SE DEBE HACER. De hecho me debieron poner luego a copiarlo cien veces en un cuaderno: "nunca volveré a correr lesionado una carrera, y menos un Maratón". Pero en este caso pudo más el QUIERO que el PUEDO.

Como me temía, a estas alturas ya llevo bastante texto escrito y no he contado nada del Maratón. Al final será cierto que quedará para mí, para el recuerdo.

Me habían advertido que el Maratón era algo especial, que todo confluye en día de la carrera: los entrenamientos, preparación previa, mucho aporte psicológico... y debe ser cierto pero yo estaba tan ensimismado en mi problema, que lo demás quedó a un lado. Siquiera esa semana hice la preparación específica para el Maratón: hidratarse bien, aporte de hidratos. No me apetecía, no me daba la gana. Aquello tenía que haber sido de otra manera, sin problemas, sin dolor, sin preocupación. Pensaba en dos semanas atrás, cuando hice los 31 kms con mi hermano, y eran sensaciones diferentes que ya no tenía, la ilusión se había esfumado. Angel Cid me había prestado un libro titulado "Manual para correr un Maratón", de Rafa Vega. En él se daban pistas de qué cosas se deben hacer: prueba de esfuerzo (hecha y pasada satisfactoriamente), entreno largo a 2 semanas de la gran carrera (hecho, en compañía de mi hermano)... y lo que era más importante, tenía que ganarle a Rafa Vega, corredor ocasional que había conseguido bajar de 4 horas en su primer Maratón, en Nueva York. Todo iba bien, pero en el momento de tomar la salida sabía que no sería capaz.

Con esta idea tomé la salida del Maratón, sabiendo que, posiblemente, no lo terminaría. Seis compañeros del club Esprintes Ourense iniciamos y terminamos ese día nuestro Maratón (Óscar, Ángel, Carlos, José Miguel, Jesús Carlos y yo). Mis temores se confirmaron a los 500 m. de haber salido. Le dije a Ángel ("voy a parar, me va doliendo la pierna"). Pero mira cómo somos los runners de cabezotas... que pensé que igual aguantaba hasta el Pabellón y allí podía parar tranquilamente en la zona de meta. Montxo, que me acompañó casi todo el recorrido, me decía que no pensase en ello, que siguiese corriendo... pero era muy difícil porque dolía de verdad, no eran miedos ni paranoias de ese tipo. Lo que pasa es que el dolor no subió de intensidad y "lo fui llevando". Al llegar al Pabellón decidí seguir, al menos hasta la primera vuelta, en la zona de relevos. Y luego otra... y luego otra... lo que al principio tendría que ser una estrategia de correr 42 kms, se convirtió en "ir tirando de diez en diez".
Foto significativa: apretando los dientes.
Para los amantes de los ritmos, diré que rondábamos el 5'45" de media aproximadamente en los "primeros compases". Íbamos de libro, pero yo ya me olvidaba de llegar antes de 4 horas porque llevaba el pie derecho bloqueado para que no se moviese y mantener siempre, en la medida de lo posible, el ángulo recto con la pierna... y las zancadas era "zancaditas" para no tirar demasiado del tibial. Paso por zona de relevos (primera vuelta de 13,8 km) en 1h18'30".

Y así fuimos yendo... Pero el dolor subió de intensidad más o menos en el km25, las cuestas arriba las llevaba bien pero las cuestas abajo me mataban... ¡qué sensación de desesperación! ¡por qué me pasaba eso con lo bien que lo había preparado para intentar bajar de 4 horas cómodamente!. Llegamos a la zona de relevos por segunda vez, (segunda vuelta 28,08 km en 2h40'30" - parcial de 1h22'), donde por un instante pensé en abandonar. NO, me han dicho que el Maratón se sufre a partir del km30 y yo aún no llegué ahí y tengo que probarlo... tengo que sentir qué se sufre en un Maratón que para eso he venido y todavía estoy corriendo.
Sólo queda 1 vuelta!!!
Ya la última vuelta fue un calvario: al poco de pasar por la zona de relevos comenzamos a alternar un poco el andar y el correr y eso sí que ya no lo daba aguantado. Prefería correr despacito, aunque fuese a ritmo de 8 minutos el km a ir andando y luego tener que empezar a correr y con el dolor. De esta manera, en el avituallamiento del km 32 dejé atrás a Montxo y seguí sólo para afrontar los últimos 10 kms. Ya el calor apretaba bastante y me coincidió terminar el botellín de agua que llevaba en la mano y quedarme sin ella entre el 35 y el 38... ¡ahhhhhhhhhhhh! en verdad la necesitaba.

Corriendo solo al paso por A Ponte Romana
Al llegar a Outariz, y a falta de unos 4 kms, me encuentro con Jesús Carlos, del club ¡una bocanada de aire fresco para mí! él me había dicho que iríamos juntos pero decidió ir más rápido y luego, en parte, lo pagó. Pero mi alegría no lo fue tanto porque Jesús quería caminar algunos tramos y yo no daba... había aguantado bastante y ya quedaba poco... pero no podía caminar mucho. Lo que hice fue correr despacito y así fuimos terminando la carrera. En A Chavasqueira ya me di cuenta que el Maratón "estaba hecho". No noté el muro, ni el señor del mazo ni nada... igual iba aguantando tanto y apretando tanto los dientes que ni pensé en eso. En los avituallamientos bebía y comía siempre, además me llevé tres geles para los kilómetros terminados en 0.
Llegando con Jesús Carlos.
Y me preparé para llegar a meta en mi primer Maratón. Estaba reservando la emoción para ese momento. En algunos puntos del recorrido me ponía a pensar en cómo sería la llegada (si llegaba)... notaba un nudo en la garganta y dejaba de pensar en ello pues había que esperar al final. Pero no fue tan especial como yo esperaba, fue más un "rabia contenida" y un "me cago en la leche". Al comenzar a bajar a Ponte Vella veo a mi familia saludando, mi madre me grita, mi mujer y los niños, junto a mis hermanas, en un lateral... la familia de Jesús también estaba allí animando y vitoreando. Espero a Jesús, quiero que entremos juntos pero él decide que debo hacerlo yo solo y se frena ¡mamón!. Entro con lágrimas en los ojos, se me acelera la respiración y me entra una especie de angustia... y ya no las puedo aguantar cuando veo a mis compañeros de equipo gritando sin parar. ¡Lo había conseguido! pero el precio que pagué durante toda la carrera fue bastante alto. Tiempo total de 4h18'57" para mi primer Maratón. Ahora ya pienso en el siguiente, ya pienso en las horas de entrenamiento que me esperan y rezo por recuperarme pronto y que no me pase otra vez algo similar.

Luego Pablo me decía que le daba mucha envidia por no haber podido venir y que se alegraba por mí... y yo le decía algo así como "Pablo, no te desearé nunca haber pasado lo que yo he pasado". Ciertamente la culpa es mía por no haberme parado a la primera alerta de molestia... pero, insisto, los que salís a correr a cualquiero hora, a muchas carreras, con los amigos, con los compañeros... sabréis que esto se hace a menudo.
Junto a mi hermano.
Una semana parado y hoy domingo, por la mañana, he corrido la carrera de O Couto prácticamente sin molestias. Sí tengo molestias en la pierna, pero no me ha dolido al correr. Mañana visito al traumatólogo y él me dirá qué le pasa a mí tibial o, al menos, espero que intente averiguarlo.

No quiero que me toméis como a un loco; algo temerario sí, pero tonto no... a la mínima alarma de problema me hubiese parado, o eso creo. No quiero palmaditas en la espalda por esta "heroicidad" como alguien ha comentado desde aquel día. El haber corrido con dolor fue mi decisión, seguramente desacertada y haber hecho todo un Maratón de esta manera posiblemente le da algo de tono épico...

Gracias a todos. Espero disfrutar más en la próxima y que ésta quede, simplemente, como mi primer Maratón y, aún por encima, en casa.


martes, 20 de septiembre de 2011

Un año después...

No quiero repetir la entrada anteriormente escrita, no es esa la intención. Si en el otro texto hablaba de un año desde el comienzo del Camino de Santiago, ahora hablo de su consecución.

Anteayer hacía un año que llegaba, a duras penas, al final de la tercera etapa, en Palas de Rei. Allí me esperaba mi hermano... Toño... mi HERMANO del alma. El pobre tuvo que esperar un buen rato porque yo no daba llegado, mis piernas no daban para mucho más y el camino hasta esa meta volante se me hizo interminable. Lo malo es que luego no nos daban de comer, decente, en ningún sitio a esa hora... bocatas y listos.

Justo un año después mi HERMANO vuelve a aparecer en mi vida... y vuelve a ser para acompañarme en algo que tiene que ver con mi reto-objetivo del Maratón del Miño. A él le he pedido que me acompañe en el entrenamiento largo, a mi lado en bicicleta y no ha tenido dudas en prestarse a ello, aunque el andar en bici le suponga dolor de rodillas y de... ¡casi 3 horas encima del sillín!.

Nos encontramos a eso de las 7:45 h. del domingo junto mi casa. Cogió mi bici, metió en su mochila mi avituallamiento líquido, un par de fotos para el recuerdo y ¡a por ello! Tocaba hacer unos 30 km a ritmo tranquilo sobre 3 horas. El recorrido que escogí fue salir del Parque Barbaña, ir hacia el Pabellón bajando la cuesta de Remedios y, desde ahí, dar dos vueltas al circuito que será el que toque hacer el día 2 de octubre en el Maratón. Luego vuelta por el mismo camino para completar 31 kms en 2h44'.

Todo el rato a mi lado, charlando juntos y haciendo que los minutos pasasen más rápidos y que los kilómetros no fuesen tan pesados. "Pásame la botella" en el km5, km10, km15, km21 y km26. Se paraba, rellenaba la botellita con isotónica de otra botella más grande y luego me la iba dando para que yo pudiese recargar. También hizo labores de reportero gráfico con fotos y vídeos.

Al final me encontré bien y me emocioné un poco con el ritmo ya que conseguí ir a una media de 5'25" al final sin sobrepasar la media de 150 ppm en cada kilómetro. Por esta razón tuve una pequeña riña de mi entrenador pues me había aconsejado hacer las 3 horas, con lo cual fui unos 20" más rápido por kilómetro y eso, sólo debo hacerlo en el Maratón... SI PUEDO.

GRACIAS TOÑO... igual no te lo agradecí lo suficiente, anteayer estaba cansado y ayer sólo pensaba en lo que conseguí y lo que podré conseguir, pero entiende lo agradecido que estoy de que estuvieses presente. El día del Maratón también estarás. Harás la andaina y, posiblemente, llegue yo a meta antes que tú... pero intentaré esperarte y poderte dar el mismo abrazo que el año pasado cuando llegaste de la mano de Mónica pero, en esta ocasión, para decirte: YA SOY MARATONIANO... gracias.


Antes de salir

Km25 llegando a Oira (2ª vuelta)

Km27 cruzando la presa de Velle (2ª vuelta)

Km29 llegando al Puente Romano y Pabellón.

Y se terminó... km31 en 2h44min...




viernes, 16 de septiembre de 2011

Un año del comienzo del Objetivo 2010: Camino de Santiago en bici

Me apetecía hacer hoy esta reflexión, pues parece que los objetivos que me marco a lo largo del año, suelen coincidir con la época de mi cumpleaños. Hace ahora mismo un año que cogía el tren el Ourense con destino Ponferrada, vestido de ciclista, con mi bicicleta y sus alforjas colgadas para, a eso de las 12 de mediodía, comenzar mi peregrinación y realizar, por fin, el Camino de Santiago.

Me llevó cuatro días comenzando el jueves 16 de septiembre de 2010 en Ponferrada con etapas en Villafranca del Bierzo, Triacastela y Palas de Rei, para llegar a la Plaza del Obradoiro el domingo 19 de septiembre de 2010 a eso de las 2 de la tarde, arropado por toda mi familia.

Ese fue mi gran reto para el 2010. Con una preparación muy justa como para pedalear 5-6 horas cada día, por el Camino de Santiago francés... ¡menudo trazado! y, aunque terminando con las rodillas destrozadas y los piñones de la bici rotos en su desarrollo menor, allí me planté yo solito, como diría mi compañero de club Pablo: ¡CDC!.


Es curioso porque este año debuto en Maratón el 2 de octubre, justamente 5 días después de que sume un año más a mi cuenta personal. Coincide casi en fecha con lo del año pasado... "de reto en reto y tiro porque me toca". Ya le estoy dando vueltas a la cabeza para imaginarme qué será para el próximo año.

Pues aquí seguimos, acumulando kilómetros siendo esta semana la de más carga, incluyendo el entrenamiento más largo este domingo a partir de las 8:00 h. Los 30 kms en 3 horas... maloserá... a ver qué sensaciones tengo.

Para recordar lo del año pasado:

lunes, 12 de septiembre de 2011

Preparando el Maratón del Miño

Sí, se trata del Maratón del Miño. El domingo 2 de octubre de 2011 en Ourense... ése es el escogido para debutar. Pablo fue quien me animó a que debutásemos y hoy mismo me entero que se ha esguinzado un pie y, debido a la poca preparación que lleva, lo más seguro es que él no participe.

Algo nervioso ya estoy, como puede ser normal. Los entrenamientos programados van "viento en popa" consiguiendo llegar a 70 km esta semana con una salida de 24,5 km por montes cercanos a la ciudad de Ourense donde disfruté de lo lindo el sábado por la mañana. Esta semana que hoy mismo comienza es la de mayor carga, con lo cual llegaré a los 76 incluyendo el entrenamiento de 30 kms del fin de semana para preparar al cuerpo a dos semanas vista de la prueba.

Entrenamientos a ritmos 5:30 - 5:45 intentando no superar las 145 ppm. Muchos me preguntan el objetivo que tengo para dicha carrera, incluso dentro del club Esprintes Ourense que ese día tendrá, si todo va bien y Pablo puede correr, a SIETE participantes en el Maratón. El objetivo que puedo plantearme en mi primera incursión en la distancia del Maratón es poder llegar a meta... cualquier otra cosa sería aventurarme mucho o pecar de fanfarrón. Alguien me ha dicho que con los entrenamientos bajaré seguro de las 4 horas aunque sin precisar cuánto. Lo más gratificante será poder llegar entero y a la semana siguiente poder entrenar un poquito y asistir el domingo a la carrera de O Couto del Circuito de Carreras Populares de Ourense, "Correndo por Ourense" y seguir... y seguir...

Angel Cid me ha prestado un libro de Rafa Vega sobre su debut en maratón, allá por el año 2008 en Nueva York. Es una novela, no un manual para corredores, que te va dando pistas sobre cosas que no debes olvidar en los entrenos y para la Gran Carrera. De esta manera el viernes me he hecho la prueba de esfuerzo en el cardiólogo Pérez de Juan Romero haciéndola en un tiempo de 13:25 (18% de desnivel, 8 km/h y 170 ppm). Mi corazón perfecto, la prueba estupenda, mi vO2 en 60,2.

Y sí, ya tengo pensado en qué camiseta, calcetines, malla, zapatillas llevar. Lo único que no sé es cómo hacer con los geles ¿dónde los metos? Llevaré 3 unidades y no me caben en el bolsillito de la malla. Tendré que ingeniar algo o preguntarle a alguno con experiencia.

¡Ah! el entreno de 30 kms para este fin de semana no sé si será sábado o domingo (depende de la vendimia) pero tengo previsto dar dos vueltas al circuito del Maratón acompañado en bici por mi hermano, que será el portador del avituallamiento (quizá haga la prueba de cómo llevar los geles yo). Si alguien se quiere unir, podemos hacer quedada, o corriendo o en bici, durante 3 horas a ritmo de 6'.

jueves, 4 de agosto de 2011

Una de las locuras de mi vida...


Sólo quiero compartir, en el sitio que fue mi especie de "diario", lo que acabo de hacer y se trata de una de las grandes locuras de mi vida: me acabo de inscribir a un Maratón. Por supuesto, la otra gran locura será correrlo, o al menos intentarlo, y poder llegar a meta.

Después de tres años corriendo y de haber participado en diversas carreras y en once medio maratones, NO me picaba el gusanillo de correr maratón, todavía, eso lo puedo asegurar. Pero alguien del club me ha animado a que lo acompañe y debutemos juntos. Y, viendo que conservo más o menos un buen estado de forma... ¿por qué no? sin más objetivo que poder cruzar la meta, sin ninguna marca (tiempo) en mente... sólo correr y terminar ¿se puede pedir más?

Seguiremos informando.

lunes, 13 de junio de 2011

Demasiado tiempo...

No me ha pasado nada... bueno sí me ha pasado, justo la tarde en que se celebró la Vig-Bay. Pero ya han pasado dos meses.

Sigo entrenando, corriendo carreras, disfrutando de la vida, de la familia, de los amigos, del deporte e incluso, en algunas ocasiones, del trabajo.

Cuando consiga tener algunos minutos para actualizar este blog, una de estas noches, os cuento más.
Felipe.

lunes, 28 de marzo de 2011

Semana 11/13 de entrenamiento y todo lo atrasado

Terminaba ayer la semana 11 de las 13 del plan de entrenamiento para el medio maratón Vig-Bay del próximo 10 de abril. Muchísimas cosas han pasado desde la última entrada y poco tiempo hubo para poderlas contar.

RETO 24H OUMOVING

Creo que puedo asegurar que ésta ha sido una de las experiencias que más me ha enriquecido, en lo que atletismo se refiere, del último año.

Antonio Madriñán y Demetrio Álvarez, el equipo Muescas, habían organizado una prueba de 24 horas "non-stop", con carácter solidario en pro de la Fundación Meniños, consistente en realizar un recorrido de 11 kms y pico partiendo del Centro Comercial Ponte Vella de Ourense en dirección a las termas de Outariz (previo paso por A Chavasqueira, Tinteiro y O Muiño), cruzar el río Miño hacia el margen izquierdo para regresar por el paseo de Reza hasta el Pabellón de Os Remedios. Ahí se cruzaría por A Ponte Romana y luego la pasarela que accede al Centro Comercial, punto de avituallamiento y relevos.

Como no me quiero extender mucho y, sabiendo que hay una buena crónica en el blog del club Esprintes Ourense, sólo decir que me propuse acompañarlos el mayor número de tiempo que el fin de semana me permite y que fue: estar presente en la salida, 1 vuelta con ellos el sábado por la tarde y desde casi las 6 de la mañana hasta las 9 y media del domingo.

Desde luego es otra manera de entender el deporte y el atletismo. Correr, caminar, COMPARTIR... bastante gente se dio cita durante esas 24 horas para compañar a Antonio y a Demetrio. Nunca corrieron solos, ya que siempre hubo alguien a su lado. Desde el club nos programamos también para poder estar casi todo el rato con ellos y sólo hubo pequeños huecos que no pudieron completarse.

Como unos campeones, el domingo 6 de marzo a las 12:00 llegaban a la meta de las terrazas de Ponte Vella completando aproximadamente 150 kms en esas 24 horas.


10Q de XINZO DE LIMIA

Carrera de 10.000 m. homologada que tenía en mente para "intentar" bajar el tiempo conseguido en Porriño. La semana fue bastante cansada y no las tenía todas conmigo para ese día... además sólo a mí se me ocurre comer cocido el sábado a mediodía (y repetir plato, claro). Lo peor fue el calor y el sol... soy poco amigo de estas dos cosas en una carrera, pues tengo experiencia de haberlo pasado mal en varias ocasiones.


Por lo menos lo intenté y hasta el km5 podríamos decir que fui bastante bien, en compañía de José Luis Quintela... luego ya fue un suplicio y tuve que bajar el ritmo hasta que me enganchó Xan y se empeñó en llevarme hasta la meta para hacer 1 minuto más que en Porriño... desde luego pudo ser peor, así que estoy contento pues sigo siendo sub-45... jajajaja!

Lo más gratificante fue ver a mi amigo Angel debutando en una carrera de 10.000, con esa cara de ilusión por llegar a meta en su preparación para su primer medio maratón entre Samil y Baiona. Se me dio por irlo a buscar "desandando" el recorrido y acompañarlo a él y a su entrenador Carlos hasta la meta... yo no entré... ya había entrado... no fuese a pasar que volviese a pitar el chip!

ENTRENAMIENTOS

Y luego están los entrenamientos. Todas las semanas con dos días de series, donde he estado haciendo "series largas" entre 1.000 y 4.000 m. Los ritmos los voy llevando más o menos (las mejor serie de 2.000 a 4'10") porque Montxo me ha bajado un poco la intensidad respecto al plan inicial de 1h35'... esto quiere decir que, o se me da muy bien la carrera el día 10 o andaré más cerca de 1h40' que otra cosa. Sinceramente: me da igual... espero disfrutar de la carrera y, si puedo llevarme una alegría en meta, ¡fenómeno!

Esta semana afrontamos la 12/13 de entrenamientos y sólo nos quedan 14 días para la CARRERA OBJETIVO. La semana que viene ya será tranquilita en entrenamientos, relajándose para el domingo. Desde luego no puede pasar ni un solo día sin pensar en ello, meditando, emocionándome... uf... es que son muchos meses de preparación: primero fortalecimiento y resistencia... y luego preparación específica. Quiero pensar que, si no consigo el objetivo, no decaeré y pensaré en la siguiente que será en Coruña un mes después; seguramente con más calor, pero al menos llanita en su trazado.

viernes, 4 de marzo de 2011

Imposible actualizar el blog... esta semana sin tiempo!!!

No he podido meter el resumen de la semana pasada.
En definitiva fueron dos días de entreno (como hasta ahora) y una carrera en Porriño de 10.000 no homologados en la cual hice MARCA PERSONAL parando el crono en 43'42" netos.

A ver si encuentro un momento.

Este fin de semana el club participará con Antonio Madriñán y Demetrio Álvarez en el reto "24 h OUMOVING" en el cual estarán corriendo de 12:00 del sábado 5 a 12:00 del domingo 6 en pro de la Fundación Meniños. Cantidad de corredores y amigos los acompañarán!!!

Seguro que nos vemos allí.

martes, 22 de febrero de 2011

Semana 6/13 de entrenamiento y carrera del Corre con nós en Lugo

Semana bastante dura en cuanto a entrenamientos... cansado del trail de Moaña me tocan series cortas y largas que intento hacer de la mejor manera posible. Y como colofón, carrera corta el domingo de poco más de 4 kms en Lugo, la tercera prueba del circuito Corre con Nós.

MARTES
Este día era para dedicarlo a las series cortas, las que mejor se me están dando en este plan de entrenamiento dirigido a la participación en el medio maratón Vig-Bay de este año. El plan sugería hacer 12x300 empezando en 1'12" y terminando en 1'04". Me fui haciendo el calentamiento hasta el parking de Reza y allí hice las series entre el cruce (con los dos perrazos ladrando cada vez que pasaba) hacia la fuente del punto kilométrico 2. La recuperación de 45 segundos entre series. Estaba un poco espectante pues llevaba las piernas bastante cargadas debido al esfuerzo del domingo, aunque iba con ánimo y muchas ganas de hacer bien el entreno.

01x300 en 1:11 a 4:02

02x300 en 1:09 a 3:54
03x300 en 1:07 a 3:45
04x300 en 1:08 a 3:52
05x300 en 1:06 a 3:40
06x300 en 1:07 a 3:47
07x300 en 1:08 a 3:49
08x300 en 1:07 a 3:44
09x300 en 1:07 a 3:47
10x300 en 1:06 a 3:49
11x300 en 1:06 a 3:39
12x300 en 1:03 a 3:31


JUEVES
Más miedo me dan las series largas... y ya llegaba todavía más cansado que el martes. Siempre me recupero bien para los martes, pero los jueves estoy como más cansado y me cuesta más acercarme a los tiempos previstos. Este día tocaban series largas 4x2000 y me acompañó Carlos, del club Esprintes Ourense. Había que intentar hacerlas de 8'40" a 8'20"... pero ya desde la primera me di cuenta de que me subían bastante las pulsaciones y que la cosa iba a andar "así - así"... para las recuperaciones me fijé en que el ritmo cardíaco recuperase por debajo de 130 ppm.

1x2000 en 8:38 a 4:20 (rec. 1:05 hasta 128 ppm)
2x2000 en 8:30 a 4:16 (rec. 1:24 hasta 127 ppm)
3x2000 en 8:31 a 4:16 (rec. 1:46 hasta 115 ppm)
4x2000 en 8:36 a 4:18
 
No salió la cosa como el plan previsto... pero tampoco salió mal tal y como "andaba el patio".
 
 
DOMINGO
Para el domingo no tenía previsto ir a ninguna carrera; se celebraba en A Rúa el Campeonato Provincial de Campo a Través pero varios del club tenían compromisos familiares y decidimos no ir. Lo mismo va a pasar con el Campeonato para Veteranos en Pista Cubierta del sábado 26 en Coruña...
 
Tocaba rodaje de 80' subiendo ritmos en progresión. A última hora, mi compañero de club, José María, me dijo que estaría por Ourense el fin de semana y si íbamos a Lugo al Corre con Nós. Nunca había participado en ninguna prueba de este magnífico circuito de carreras de Lugo, así que estudié la posibilidad de ir hasta allí... y allá nos fuimos los dos!
 
La carrera del Parque Paradai dicen que es una de las más lentas, debido a una fuerte subida que hay que pasar en dos ocasiones en un recorrido de 4.250 m. Ciertamente te corta el ritmo que llevas y luego tardas bastante en recuperarte para la recta que viene a continuación. Llegamos una hora antes de la salida, recogimos mi dorsal (por cierto... no estaba, alguien lo cogió en alguna carrera y no sé quién pudo ser... espero que lo subaste en ebay y le den, por lo menos, para gasolina... jajajaja) y nos pusimos a calentar José María y yo.
 
La lluvia nos acompañó desde que llegamos a Lugo y ya no paró en toda la mañana. Calentamiento de 40' bajo lluvia, unas veces fuerte y otras más moderada... y luego a la salida. Llegaron más de 680 corredores a meta, así que os podéis hacer idea del buen ambiente que había.
 
Mi estrategia para esta carrera era intentar seguir a José María. Se trata de un corredor bastante más rápido que yo, así que si la jugada salía bien, me saldría una carrera rápida y si no, pues otra vez sería y no se perdería mucho en el intento. Salimos juntos y yo intenté seguirlo, pero la carrera era ya muy rápida desde el principio. Se me alejó un trecho que más o menos pude controlar el resto de la carrera teniéndolo siempre "a tiro" y sabiendo que así, también me saldría buena carrera.
 
La zona de tierra del parque estaba totalmente encharcada y embarrada. Había giros bruscos, luego la cuesta... enfilar la Avenida Infanta Elena y así dos veces. Cuando pillo a Moncho me dice que tire fuerte que le debería sacar, al menos, 1 minuto en meta. Le hago caso y aprieto los dientes (ya llevábamos 1 km de carrera y tenía 3 para intentar quitarle 60 segundos... uf... tarea dura). Ya en el último kilómetro, después de hacer por última vez la subida, me encuentro ya un poco al límite, mantengo el ritmo en la recta sabiendo que sólo faltaba hacer el giro a la izquierda y dar todo hasta la meta. En ese momento me pasa un chico con un chuvasquero rojo con el que había ido casi toda la carrera; pienso que ha guardado fuerzas y que ahora sube el ritmo bastante (me pasó bastante rápido). Sigo haciendo la recta, veo ya por el otro lado llegando a meta a José María, no me quita mucho, hago el giro y pienso dónde poder esprintar... no llevo muchas fuerzas pero lo podría intentar. Veo al chico del chuvasquero rojo y a otro corredor a su lado y ya no dudo: empiezo a esprintar y los consigo pasar a dos metros de la alfombra de meta. Tiempo final oficial 19:05 y puesto 259º que significa mi mejor posición en una carrera hasta el momento (casi siempre quedaba del medio para atrás). José María entró en meta 24 segundos antes que yo y a Moncho sólo conseguí quitarle 50 segundos... ¡cachis!
 
 
Los entrenos de la semana 7ª de preparación ya serán más tranquilos porque el domingo se celebra en Porriño la carrera Interunning, de 10.000 m., en la cual tengo intención de batir mi marca del año pasado que quedó en 45:19. No me pongo objetivos... unos hablan de bajar de 44... otros de mucho menos... yo me contento con hacer marca y quedar bien y feliz. Eso sí, intentaré correr lo más rápido que pueda.
 

jueves, 17 de febrero de 2011

Semana 5/13 y I Trail "Río da Fraga" en Moaña (GMTA)

Ya estamos inmersos en la siguiente semana y yo sin poder actualizar el blog con lo referente a la semana 5/13. El día no da para más, así que intentaré sintetizar en este diario de entrenamiento de cara al MM Vig-Bay, lo que dio de sí la semana pasada que incluyó, a mi modo de ver, un fuerte entrenamiento y se coronó con la prueba de trail en Moaña.

MARTES
Plan previsto: 10x500 desde 2'10" a 2'00" (ideal desde 2'05" a 1'52").
Me acompañó Pablo, de mi club, y fuimos calentando hasta el paseo de Outariz. Él también hizo conmigo las series. Al final, los tiempos conseguidos por mí fueron:
2'05" - 2'05" - 2'05" - 2'01" - 2'00" - 1'59" - 1'57" - 1'57" - 1'56" - 1'53"
Con esto, "me doy con un canto en los dientes" y ya pienso en las series largas que me esperan para el jueves.

JUEVES
Plan previsto: 3x3000 en 13'45" - 13'30" - 13'15" (ideal en 12'55 - 12'40" - 12'25").
Para este entreno no conté con Pablo, pero sí con Óscar, que apareció cuando estaba terminando la primera serie y me "llevó", haciendo de "liebre" en las dos siguientes... demasiado rápido para mi gusto (viendo el plan previsto)... pero las hice: 13'32" - 13'12" - 12'45". Muy cargado de piernas, pero contento por el resultado obtenido.

DOMINGO
Se celebraba en la localidad de Moaña el I Trail "Río da Fraga" que se trata de la primera prueba del circuito organizado por Galicia Máxica Trail Adventure, que consta de cinco carreras de trail localizadas a lo largo del territorio gallego.

Iba con bastantes dudas. La primera es cómo se me daría un trail a mí. La segunda el tiempo metereológico... toda la semana anunciando fuertes lluvias, y eso fue lo que tuvimos. Me planteé en un primer momento no tomar parte en la salida, sabedor de cómo podía estar el terreno y tener miedo a lesionarme tontamente. Finalmente sí fui, como se suele decir, "de la partida". Lluvia y viento en la salida... y niebla arriba de todo.

Salimos junto al pabellón polideportivo y al poco rato ya estábamos siguiendo una senda en una de las orillas del río. Suelo embarrado que hacía que desde el primer momento tuvieses que meter el pie hasta el tobillo, puentes de madera bastante resbaladizos, infinidad de raíces que sobresalían en el terreno y que había que pisar, agua bajando por el sendero como si de un "regato" se tratase. Así fui los primeros kilómetros en los que la subida no era pronunciada, primero acompañado por Moncho que se me fue a la primera de cambio... y luego por mis dos compañeros de equipo Ángel y Pablo.

A partir del km4 la cosa empieza a cambiar y la pendiente comienza a ser más pronunciada. En ese momento Pablo decide esperar por Ángel que se había quedado un poco descolgado y me anima a que siga a mi ritmo. Empieza mi carrera en solitario (es un decir porque había bastante gente). En las primeras subidas vuelvo a reenganchar con Moncho que iba controlando pulsaciones pues había participado el día anterior en la carrera de Lalín (como muchos otros que estaban corriendo el trail). Sigo a mi ritmo intentando correr donde podía y caminando donde ya era imposible correr, pero con pasos enérgicos y a buen ritmo. Esto me permitió ir adelantando gente incluso en los cortafuegos.

Llegados a las antenas, la parte más alta de la carrera, me uno a Jesús (Home de nejro) que a la primera de cambio comienza la bajada y ya no lo vuelvo a ver hasta la meta. Comienzo a bajar con bastante cautela... después de tanta subida, mis piernas "no iban". Pero ya sea por confianza o porque se me empezaron a calentar los tobillos, empiezo a no preocuparme de la pendiente de bajada y a ir rápido. En un tramo de cortafuegos que llaman "técnico" debí adelantar a unos 10 corredores que bajaban con bastante cautela y yo iba, como se suele decir, "a muerte"... hasta yo mismo estaba algo asustado porque, si me llego a caer, la torta iba a ser grande. A alguno de estos corredores les saco 5 minutos en meta.

A falta de 4 km para llegar a meta, vuelvo a pasar por el mismo trazado por el que comenzamos a subir... y ya todo está muy embarrado, excesivamente deslizante... lo cual hace que resbale y me vaya al suelo. Me levanto un poco "tocado" y vuelvo a coger ritmo, pero con bastante cuidado para no volver a caer, hasta meta a la que llego en 2h01'46"... un tiempo MUY BUENO para lo que yo esperaba, situándome más o menos en la mitad de la clasificación de la carrera.

Me ha gustado la experiencia en este trail. Desde luego no hubiese sido lo mismo sin la lluvia y el terreno peligroso. Ciertamente, ahora mismo, no sabría decir qué prefiero... El próximo trail es el 13 de marzo en Pazos de Arenteiro pero me temo que no podré participar.

Y seguimos entrenando: la semana 6 también será intensa, la 7 un poco más calmada para llegar con fuerzas el 27 de febrero a la carrera Interrunning Porriño en donde estoy dispuesto a hacer marca en 10.000 (a ver qué pasa).

lunes, 7 de febrero de 2011

Semana 4/13 o semana de transición

Ha sido una semana nefasta en entrenamientos, pero ya me lo esperaba. Por un lado venía de correr y hacer "marca personal" en el medio maratón de Viana do Castelo, por otro lado, a principio de semana, me vi inmerso en un proceso raro que podríamos llamar "catarral" que me dejó tocado a nivel respiratorio. Y si eso no fuese poco, se me da por hacer una dieta para intentar bajar 1 ó 2 kg dejando de ingerir hidratos de carbono...

MARTES
Trote de recuperación post-medio maratón. Llevé el cronómetro pero únicamente lo usé para calcular 25 minutos de ida... luego lo paré y lo reseteé a 0. Sin ritmos, sin tiempos... con mi MP3 y la música que siempre llevo...

JUEVES
Tocaba hacer 8 kms a ritmo (4'30" hubiese estado bien). Conseguí mantener un ritmo de 4'35 hasta el km 6 en el cual decidí subir ritmo hasta el final... pero un contratiempo gástrico me hizo parar de golpe en el 6,5. Con ello no conseguí correr los 8 kms y me quedé con las ganas de saber si podría bajar el ritmo hasta 4'30". También tuve que hacer la vuelta andando, y me pilló el frío otra vez...

DOMINGO
Era el día para la tirada larga. Me hubiese apetecido hacerla tranquilo, pero el plan sugería ir en progresión comenzando lento (5'40") y terminando algo rápido (4'20") en 70'. ¡Uf! no iba... simplemente no iba. Analicé "in situ" qué podía pasarme: de piernas iba bien, con una ligera molestia en la rodilla derecha que ya me empieza a fastidiar un poco... de cardio creo que también bien, pues andaba en 140 ppm (incluso pensé si estaría con poca pila la cinta del pulsómetro)... lo malo era la respiración. El catarro ese me ha dejado tocado y tendré que andar con cuidado, tomando la medicación correspondiente para estos casos y ser precavido.


Esta semana se anulan los entrenamientos en cuestas y comienzan las series largas (el jueves tengo 3x3000). Las cuestas serán el domingo haciendo el I Trail Río da Fraga en Moaña, organizado por Galicia Máxica Trail Adventure... uf... todo para arriba!... todo para abajo!

martes, 1 de febrero de 2011

Semana 3/13 y otra voltereta más para el currículum

Una gran voltereta este domingo: nueva marca en Medio Maratón. Subidón... vamos por el buen camino.

En la tercera semana de entrenamiento específico para el MM Vig-Bay hubo un poco de todo, mezclando entrenamiento en cuestas con series de 400 y coronando con un medio maratón en Viana do Castelo. La cosa ha ido, más o menos así:

MARTES 25
Cumpleaños de mi madre y comida con ella y mis hermanas y hermano. Me sentó mal la comida, pues me produjo una reacción alérgica que hizo que me pusiera rojo como un tomate del pecho para arriba... toda la cara roja, como cuando te sale un sarpullido. Además de eso, dificultad respiratoria que conseguí controlar con un inhalador.

A la noche estaba totalmente recuperado, así que salí a hacer el entrenamiento previsto, en el cual me acompañó mi compañero Pablo y en el calentamiento Óscar: calentamiento y 12 cuestas de 30" en la cuesta que sube por Vistahermosa (aproximadamente de un 10%). Empecé en ritmos de 4'30" y terminé bajando de 4' en la última.

JUEVES
Salí tarde a la noche, de hecho no pude ir con Óscar y Pablo con quienes había quedado... las cosas de casa priman sobre los entrenos, eso es indiscutible. Tocaban series de 400 (rec. 1'), en total 5 para no forzar mucho ya que el domingo había competición. Marqué la primera en 1'36" (ritmo 4') y fui bajando las siguientes 1'34 - 1'32" - 1'31" - 1'27" (ritmo 3'39"). Bien.

SÁBADO
Salí en bici hasta la gasolinera de Reza. La lavé (seguía sucia desde que subí con ella al cross de Monterrei) y bajé al paseo que va a Outariz. La dejé candada a un árbol y me fui corriendo a trote hasta Outariz y vuelta, a modo de calentamiento pre-carrera. Al llegar, 3 rectas rápidas de entre 80 y 100 m. y vuelta a casa en bici. Me encontré con Ángel, nuestro "presi" que salía en ese momento también a entrenar.

DOMINGO - MEDIO MARATÓN "MANUELA MACHADO"
Allá nos fuimos (a la localidad portuguesa de Viana do Castelo) todos los de casa más mi madre. Yo participaría en el medio maratón y ellos en la "caminhada" paralela que organizan. Ciertamente es algo digno de alabanza, pues así los sufridos acompañantes de los corredores tienen también oportunidad de participar en una prueba deportiva. Eran 4 kms de andaina, así que cualquiera, en mayor o menor grado, los podía caminar.

Del club Esprintes Ourense fuimos cinco corredores: Carlos, José María, Juan Manuel, Pablo y yo.

Rubén y los Esprintes Ourense: Pablo, Carlos, Felipe y Juan Manuel

En mi caso, para el medio maratón, iba sin objetivo... intentar ir tranquilo, disfrutar y, al menos, bajar de 1h45' aunque todo apuntaba que si me esforzaba un poco podría bajar mi marca en esta distancia. El caso fue que en plena salida, Moncho me dice si voy a ir por marca... no entiendo... ¿puedo? me dice que controle los ritmos para ir tranquilo (estudiando las pulsaciones) y que vea si al final lo puedo intentar.

Salgo junto a mi compañero de equipo Pablo y vamos controlando perfectamente los ritmos. Decidimos ir juntos pues su objetivo era bajar de 1h45'. Perdemos algo de tiempo en la salida pero enseguida empezamos a correr a 4'45. En el km7 Pablo avisa que va un poco mal... el dice "pájara" pero no creo que fuese para tanto, no perdemos mucho y seguimos. Escogí mal la ropa y corrí con camiseta de manga larga del equipo y una térmica de sisas por debajo, así que en mitad de carrera, al sol, llevaba un sofocón de impresión. Podía haberme despojado de la térmica, pero al final no lo hice.

En el km13 soy yo quién no va muy bien, mientras veo que Pablo va todo alegre tirando de mí. Pienso "creo que he forzado ritmos y en esta carrera no voy a terminar nada bien, si es que termino". Además llevo una molestia en el muslo derecho de la pierna que se va cargando cada vez más y un pinchazo de la rodilla que, aunque no duele, me da "mala espina".

Seguimos y, como por milagro (aún ahora no logro comprender cómo hice), me pongo a la par de Pablo que iba algo más adelantado, lo sobrepaso y me voy, marcando un ritmo más agresivo, hasta perderlo. Me suben las pulsaciones que llevaba mantenidas en 163 ppm a 173 ppm. Si el recorrido ya es de por sí complicado, debido a continuos toboganes en la parte intermedia, la entrada en Viana do Castelo es lo más fastidiado del mundo (estaba pensando en otro calificativo pero, por decoro, lo dejo en "fastidiado"). Aparte de los toboganes dentro de la ciudad, tienes que correr buen rato por una zona empedrada de adoquines en donde ningún elemento está a la misma altura y la sensación de inestabilidad es grande. Luego un túnel... vamos para abajo... luego para arriba... y el último kilómetro, que es prácticamente llano o ligeramente en bajada, que se me hizo una agonía deseando cruzar la meta y poder beber.

Puedo decir que me sobraron unos 3 kms. Menudo agobio. Aunque me parecía que iba parado, llevaba ritmo de 4'50" aunque en ese tramo tenía que haber ido a 4'30". No me quejo, tiempo en meta (neto) de 1:42:24 que supone aproximadamente 1 minuto menos de lo que tenía en distancia homologada (en Coruña - mayo de 2010).

RESUMEN Y LECTURA DE LO SUCEDIDO
Muy contento. Llevando únicamente 3 semanas de entrenamiento específico para la "carrera objetivo", ha caído ya una marca. No habrá otro medio maratón hasta el 10 de abril, día del MM Vig-Bay... pero sí varios 10.000 homologados en los que habrá que ver qué pasa (tengo marca en 45'19" en Porriño el año pasado).

En las últimas dos semanas no hice "tirada larga" el fin de semana. Creo que eso ha influído en mi carrera del domingo... esos últimos tres kilómetros... Entre los segundos que perdimos en la salida, en el tramo intermedio cuando Pablo baja ritmo y cuando luego lo bajo yo... podíamos haber bajado 1 minuto más. Si me hubiese encontrado bien, por lo menos, en el último kilómetro... otros 20' ó 30'... son simplemente conjeturas. Me doy con un canto en los dientes y estoy muy contento con el resultado. Sé que la cosa va a más, así que no se puede ser apurado.

El año que viene, si Dios quiere, repito en Viana do Castelo. Una carrera muy bien organizada, con muy buen trato al corredor y deferencia a los atletas que vamos desde Galicia (hay premios específicos, aunque no conseguí ganar ninguno...).

Esta semana va a ser un poco de recuperación, con alguna serie por el medio. Próxima prueba: el trail de Moaña... para hacer relajaditos, disfrutando del entorno y pasar una mañana agradable en contacto con la naturaleza.

Con la bicampeona del mundo y de Europa en maratón, la portuguesa Manuela Machado

miércoles, 26 de enero de 2011

Semana 2/13 con el cross de Boborás

El pasado domngo terminaba la semana segunda de entrenamientos de cara al MM Vig-Bay, participando en el XI Cross popular de Boborás. Una carrera estupenda, que discurre practicamente en su totalidad por caminos de monte, buenas subidas, inmejorables bajadas... y algo durilla, aunque no excesiva a mi modo de ver.

El resumen de esta semana sería el siguiente (semana 2/13):

PREVIO:
La musculatura de mis piernas quedó tocada después de ir en bici hasta Monterrei el día del cross corto. El sólo hecho de doblar la pierna, agacharme o ponerme de rodillas hacía que sufriese un fuerte dolor en un músculo que descubrí se llama "vasto interno" que estaba sumamente inflamado. Por esta causa, tuve que pararme hasta el miércoles y mover las fechas de entreno semanales, intentando ajustar, en lo posible, la del viernes.

MIERCOLES:
6 cuestas de 1' en la subida de la Casa de ejercicios en Vistahermosa. Primera cuesta a ritmo 4:50 y última cuesta a ritmo 4:05.

VIERNES:
6x800 en ritmos entre 4:08 y 4:04. No se pudo más, no me encontraba al 100% y el entreno lo metí "con calzador" en medio de la tarde y así, con ese estrés... uf...
Además, esa noche: cena de los Esprintes Ourense.

SÁBADO:
Por la mañana foto oficial del equipo Esprintes Ourense que próximamente se hará pública.

DOMINGO:
XI Cross popular de Boborás.
Asistimos ocho del equipo Esprintes Ourense... el mayor número hasta el momento en una misma carrera. La verdad es que es un gustazo ver un grupo tan numeroso enfudados con la "nueva roja", la equipación oficial. No sabía muy bien cómo afrontar la carrera. Me había programado un entrenamiento-calentamiento anterior a dicha prueba de unos 30-40 minutos que se fueron a tomar por saco pues llegué más tarde de lo previsto y la cola para recoger los dorsales era bastante grande. Lo bueno (o no) fue que la carrera tardó en dar comienzo y, de esta manera, pude hacer un calentamiento más largo.

Salí en el grupo de atrás, junto a mis compañeros Jesús Carlos, Cheo, Pablo y Tito. Al cabo de un rato varios entre ellos se adelantan y yo sigo con mi ritmo tranquilo. Afronto las primeras subidas con tranquilidad, pero con energía... pues notaba que subía bien. De esta forma fui hasta más o menos la mitad del recorrido, arriesgando en las bajadas todo lo que podía. Alcancé a varios corredores conocidos y seguí con mi ritmo, así hasta meta donde hice el último kilómetro como si una serie de 500 se tratase.

Por supuesto terminé muy contento: disfruté de la carrera, del entorno, de los compañeros. Es lo que comento últimamente: ir de menos a más, es lo que tiene... ves que puedes afrontar así una carrera, sufriendo lo mínimo y acabando bien. Y lo de poder adelantar a varios corredores... ¡no tiene precio! y si algunos son los que habitualmente te ganan en las carreras... ¡chachi!

A esta carrera fuimos Carlos, Óscar, José María, Jesús Carlos, Pablo, José Miguel, Tito y yo (en la foto falta José María que estaba al sol, como las lagartijas).

Esta semana es la del Medio Maratón "Manuela Machado" en Viana do Castelo (Portugal). A ver si este año me puedo hacer una foto con la atleta Manuela Machado. Ayer salí a hacer cuestas, el jueves unas series de 400 y ya casi nada más hasta el domingo (quizá el sábado un trote corto y unas rectas). ¿Previsión para la carrera? por supuesto ninguna. Quiero correrla igual que en Ferrol... ir por sensaciones y terminar bien; si consigo buen tiempo, estupendo, sino, estupendo también. El caso, en esta ocasión, es ser feliz y divertirse con esto.

jueves, 20 de enero de 2011

IV Campeonato Gallego de Cross Corto por clubes en Monterrei

¿Qué hacen siete Esprintes Ourense el domingo a la mañana en Monterrei? pues tomar parte en la primera prueba oficial como equipo en esta temporada. Nada más y nada menos que un cross de cuatro kilómetros "y pico" al cual nos atrevimos a asistir: Carlos, Oscar, Jesús, Jesús Carlos, Hugo, Tito y yo. Puntuaban los cuatro primeros en llegar a meta y fueron los primeros cuatro de la lista que acabo de poner, pues he colocado los nombre en orden de llegada.


En mi caso el calentamiento fue muy exigente. El domingo tocaba tirada larga acabando fuerte. Teniendo el cross no sabía muy bien cómo hacer. El caso es que, pensando... cabilando... se me ocurrió la idea de subir en bicicleta hasta el área deportiva de Monterrei y así hacía un calentamiento "especial". Estuve estudiando por dónde ir: por Castadón no que hay mucho tráfico... por Montealegre no que hay mucha pendiente... ¡ya está! por la carretera del Cumial. En esto contacté con mi compañero de equipo, Carlos, quien me había comentado la intención de salir en bici en alguna ocasión juntos y ver rutas bonitas que hay alrededor de esta ciudad. Consideró que era buena ocasión para ir juntos y quedamos a las 11 de la mañana para intentar llegar a las 12.

Pues, efectivamente, me llevó por una ruta muy chula. Ciertamente disfruté con el recorrido, pero también se me hizo muy duro. Muchas zonas con gran pendiente y dificultad para pasar con la bicicleta y más yo que no llevo calas en los pies: me resbalaban y luego no conseguía arrancar de nuevo. El caso es que llegamos a Monterrei pasadas bien las 12 y yo ya algo cansado. No había hecho subidas así desde el 19 de septiembre que realicé la etapa Palas de Rei - Santiago de Compostela en mi peregrinación por el Camino de Santiago, en bicicleta.

Nos cambiamos, dejamos las bicis candadas a un poste y nos fuimos a calentar. No sé muy bien cuánto tiempo estuvimos calentando pero debió ser rato largo: primero en la pista de atletismo por hierba, luego por la pista de tartán, luego antes de la cámara de llamadas, después dentro del recinto habilitado para la salida... Yo creo que casi unos 45 minutos o así.

Comentar la experiencia de pasar la cámara de llamadas: dices tu dorsal y nombre y enseñas el DNI para confirmar que eres tú a alguien de la Federación y te dan el visto bueno. Luego pasas a la zona de la salida y de allí ya no te mueves, parece un redil para el ganado. Por cierto, como bien nos avisó Juan, cada uno deja el DNI donde puede (yo en el bolsillo interno de la malla de correr).

A este cross no íbamos con ninguna pretensión, ni individual ni por el equipo. Éramos sabedores que los "galgos" gallegos estarían allí y que los equipos llevarían a sus mejores bazas para conseguir un buen puesto. En mi caso, salí atrás de todo y estuve así toda la carrera, pues las posibilidades de adelantar son remotas ya que aquí van todos muy rápidos y son sólo 4 kilómetros y pico. Aún así, me dio la sensación de que no fui todo lo rápido que podía y, aún por encima, en la última vuelta perdí ritmo y comencé a ir lento. Supongo que sería cansancio o lo que fuese, porque me empezaba un calambre en una pierna. Las dos primeras vueltas las hicimos juntos Jesús Carlos y yo relevándonos para tirar uno del otro, sin haber hecho ningún plan previo. A unos 400 metros para meta perdí una posición respecto a mi compañero de equipo Jesús Carlos que, para el cómputo de las puntuaciones por club, no importaba nada (él entró de 4º y yo de 5º... si fuese al revés puntuaríamos similar).

Más o menos todos contentos con nuestra participación, ya sabíamos que allí había mucho nivel y nosotros somos corredores populares. A mí me fastidió haber pinchado y no conseguir seguir a un corredor en el tramo final. El puesto del equipo, el nº18, el último puesto de la carrera... aunque había más de 18 clubes participando, que al final no puntuaron. Este puesto nos sitúa en el 18 entre todos los equipos de Galicia en cross corto por clubes esta temporada... ¡casi nada!

Al terminar, recuperar un poco el aliento, charlar con los compis, foto de equipo y cambiarse otra vez para bajar en bici. En este caso volvimos por Montealegre.

En otro orden de cosas, siguiendo con los entrenamientos, el martes de esta semana no pude salir a entrenar porque desde el día anterior tenía un fuerte dolor en el músculo "vasto interno" de la pierna izquierda, ocasionado por la bici y el cross. Ayer me encontré mucho mejor y aproveché para hacer el entrenamiento que me correspondía el martes. Hoy pararé y el viernes haré el de hoy.

El domingo toca correr el cross de Boborás. Desconozco el recorrido y dicen que no es fácil con lo cual, el menda se lo tomará con calma y a disfrutar de esos parajes y de los compañeros, haciendo un calentamiento largo (30-40') y sumando kilómetros para hacer tirada larga.

A final de semana pongo resumen de la semana 2/13 de entrenamiento para el MM Vig-Bay, teniendo en cuenta que el domingo 30 toca correr un medio maratón en Viana do Castelo.

viernes, 14 de enero de 2011

Plan para el MM Vig-Bay y previsión de carreras a corto plazo

Pues así, a lo tonto, he comenzado un plan de entrenamiento específico para el XII Medio Maratón Vig-Bay que se celebrará el domingo 10 de abril de 2011. Dicho plan me ha sido enviado, adaptado a mis ritmos actuales y a un "supuesto" objetivo por mi amigo Montxo que es quien está preocupándose esta temporada de que entrene correctamente, divirtiéndome, disfrutando de las carreras sin mucho sufrimiento y consiguiendo aguantar sin molestias y conseguir alguna que otra marca personal.

El plan es de 14 semanas para un objetivo de 1h35', pero me he saltado la primera con lo cual es un plan comenzado este martes y con una duración de 13 semanas. En el plan hay de todo: cuestas, series cortas, series largas, test, participación en competiciones...

De aquí en adelante intentaré hacer resumen semanal, a modo de diario para que me quede constancia de lo que voy haciendo y, si a alguien le interesa, pues ver cómo va la cosa. Para esta semana aún falta el fin de semana, pero ya adelanto:

El martes tocaron cuestas (2x5x40m), un total de 10 divididas en dos partes de 5. Entrenamiento para fuerza y resistencia. Las hice acompañado de Pablo en la subida desde el parking de Reza (paseo hacia Outariz) hacia la carretera de Reza. Fuimos de menos a más entre 10 y 8 segundos. Piernas muy cargadas al día siguiente.

Ayer jueves ya eran series de velocidad, en concreto 6x500... tenía mis dudas de si podría aguantar el ritmo propuesto (empezar a 4'10" y terminar a 3'50" con recuperación de 1 minuto). Sí lo conseguí, curiosamente en la 3ª tuve que frenarme que iba 5 segundos por debajo del ritmo debido. Con todo esto:
1ª 2:04 - ritmo 4:08
2ª 2:02 - ritmo 4:05
3ª 2:01 - ritmo 4:01
4ª 1:57 - ritmo 3:54
5ª 1:56 - ritmo 3:52
6ª 1:55 - ritmo 3:50

Tengo claro que 1h35' puede ser un objetivo demasiado exigente para mí, pues en el plan me pide entrenar 5 días a la semana y yo haré solamente 3 o, en algún caso excepcional, 4. Con lo cual supongo que, siguiendo este plan, andaré en medio de 1h40' y 1h35'.

El caso es hacerlo con alegría, con ilusión, sin hacerse daño y pudiendo participar en otras carreras:

- Hoy mismo intentaré correr los 60 m. lisos en pista cubierta; una nueva locura. El objetivo es bajar el tiempo de 8.67 conseguido el 17 de diciembre. Para ello también estrenaré unas zapatillas de clavos Nike Zoom Waffle XC VIII recién traídas por los Reyes Magos que me servirán tanto para pista como para cross. Espero no hacerme daño como la última vez.

- El domingo, gran parte del equipo Esprintes Ourense, tomaremos parte en el Campeonato de Cross corto que se celebra en Monterrei. Tenemos seguro que ahí sólo corren "galgos" pero nosotros, la vergüenza por quedar en los últimos puestos, la hemos perdido hace tiempo.

Después de esto tendremos: el cross de Boborás, el MM de Viana do Castelo en el mes de enero. En febrero me inscribí a la prueba de trail que organiza Galicia Máxica Trail Aventure en Moaña. Me hace mucha ilusión. Es un recorrido aproximado de 18 km y pico con alguna dificultad por monte.

Pues eso... a seguir dándole.